Periodoncia

La enfermedad periodontal, antiguamente llamada piorrea, es una infección localizada en las encías y hueso que rodea al diente, que solo se puede curar mediante tratamiento local, pues a este sitio no llegan de forma efectiva ni antibióticos, enjuagues u otros medicamentos.

En caso de no ser tratada, origina la pérdida progresiva del hueso alveolar, con la consiguiente caída de los dientes (que generalmente están sanos). Antes de que esto suceda, los dientes van pasando por varias etapas, desde una afectación leve hasta estados avanzados de pérdida ósea. Este proceso se denomina PERIODONTITIS.

La causa principal es una infección producida por distintos tipos de bacterias. Los síntomas son:

  • La encía pasa de un color rosado a uno rojo intenso, aumenta de tamaño, duele levemente y sangra al cepillarse los dientes.
  • En estadios moderados, la encía se retrae (es decir, los dientes parecen más largos), se pueden observar depósitos de sarro en los dientes, sobre todo en los inferiores, existe una ligera movilidad en los dientes, llegando incluso a desplazarse y crearse espacios entre ellos.
  • Hay halitosis y mal sabor de boca.
  • En estadios avanzados, los síntomas anteriores se acrecientan, moviéndose en exceso los dientes hasta llegar a caerse. En este caso, lo único que puede hacerse con el tratamiento es detener la progresión de la enfermedad para que no vaya a más. El hueso perdido es difícil de recuperar.

El tratamiento existente consiste en eliminar la infección existente, limpiando a fondo toda la boca bajo anestesia local. Si el estadio es avanzado y se precisa regeneración, será necesaria una pequeña intervención quirúrgica, también con anestesia local. El tratamiento puede complementarse con antibióticos.

El paciente debe ser consciente de su problema y asumir que tras el tratamiento inicial, al menos una vez al semestre debe acudir al dentista a realizarse limpiezas de mantenimiento durante el resto de su vida.

La higiene oral es fundamental para tratar este tipo de problemas. Además, ha de controlar los factores de riesgo de periodontitis como son: el tabaco, la diabetes, el estrés, antidepresivos y algunos medicamentos indicados para el corazón o la radioterapia que disminuyen el flujo salival.

Para mantener un buen estado de salud periodontal, debe:

  • Cepillarse los dientes al menos 3 veces al día durante mínimo 2 minutos.
  • Cambiar de cepillo cada mes.
  • Consultar semestralmente a su dentista.
  • No fumar después del tratamiento hasta al menos 1 hora.
  • No comer cosas calientes ni enjuagarse en 1 hora.

Deberá pasar revisiones de control, después de cada tratamiento, a las 6 semanas, luego se programan con mayor espacio de tiempo llegando a ser cada semestre.

Son complementos de cepillo dental, el hilo o seda dental, que limpia entre los dientes donde el cepillo no llega. También algunas sustancias revelantes de placa dental, que tiñen la placa dental causante de las caries y la enfermedad periodontal, la que normalmente no se ve, de ese modo usted podrá visualizar y eliminarla correctamente.

Especialistas

Silvia Labena
Silvia Labena
Especialista en ortodoncia y estética facial
María Pilar Villarte
María Pilar Villarte
Odontóloga
  • Lunes
  • Martes
  • Miércoles
  • Jueves
  • Viernes
  • Sábado
  • Domingo
  • 9:30 - 19:00
  • 9:30 - 19:00
  • 9:30 - 19:00
  • 9:30 - 19:00
  • 9:30 - 19:00
  • Cerrado
  • Cerrado

Llámanos y pide tu cita

976 66 45 45